lunes, diciembre 11, 2006

Amanecer de otoño

Esta noche la lluvia llora tu ausencia, al igual que lo hago yo en cada amanecer, en cada momento del día que vienes a mi mente. Tantas veces soñé despertar a tu lado y mirarte mientras aun dormías, intentar comprender que el unico motivo por el que abro los ojos cada día es ver el brillo en tu mirada.

Nada mas me importa a tu lado, me hago vulnerable en cada caricia y el mundo me queda grande. No me importa si el cielo se vuleve gris, o si afuera el otoño sigue siendo cruel con los recuerdos de la primavera. Todo carece de importancia sin tu presencia. Hoy no quiero despertar si tu no estas ahi, no si no puedo rezarte en cada madrugada. Recuerda que aprendi a sentir a traves de tu piel y a soñar al amparo de tus abrazos, por eso este amanecer de soledad te echa de menos.

Y aunque el sol bese mi piel no habrá nada mas que cure mis heridas de madrugada, las que solo se cicatrizan con el tacto de tus labios, las que marcaron mi piel mas allá de donde se esconde el corazón, heridas que solo tu supistes cerrar.

Por eso esta fría mañana anhelo acariciarte y dejar que el tiempo solo sea testigo mudo del mas bello de los silencios, el que formamos en cada despertar mas allá de los sueños, mas allá de un amanecer de otoño.

3 Comments:

Blogger Mara said...

Al fin has vuelto,a vuelto salir el corazón de tu pecho.....me encantó wito
Muak

3:02 p. m.  
Blogger Aleasis said...

precioso bilbeño, ^^ me encanta.

7:00 p. m.  
Anonymous terno said...

je por suerte para nosotros, siempre llevas un cuaderno con vos!!, exelente froz!, exelente

3:16 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home