martes, noviembre 28, 2006

Dulce penumbra

Sabes que no me gusta la luz, que me acostumbré a soñar en la oscuridad. Nunca quise brillar mas allá que en tu mirada, por eso hoy apago las estrellas con susurros y lágrimas.

Dulce penumbra en la que vivo y muero, en la que me acostumbre a rezarle al silencio. Por eso no quiero que nos vean, que no nos deslumbren con sus luces cegadoras. Amor, cierra los ojos y verás. Te mostraré esta penumbra en la que podemos desnudar nuestro corazón sin tener que dar explicaciones al alma. Soledad, cenizas y esperanza.

Te enseñaré a creer que entre el hielo aun pueden nacer las flores que un dia brillaron con la mas bella de las luces. Un jardin que florece entre versos y recuerdos. Se acostumbraron a robarle la luz a la oscuridad sin mas escusa que la de sus pétalos.
Si...bendita penumbra, en la que las sombras dibujan tu cuerpo, en la que el viento vuelve a regalarme su abrazo y en la que duermo de día y sueño de noche.

Seguiré contando cada gota de lluvia esperando ver salir ese arcoiris de cuentos de hadas, pero mientras tanto, dejame disfrutar de la penumbra en la que descanso, mirando como la luz y la oscuridad se aman en silencio.

Y aunque se apague este lucero de madrugada haz que mi ténue oscuridad siga brillando por ti, al menos, una noche más.

2 Comments:

Blogger Aleasis said...

precioso bilbeño ^^,muy bonitas una vez mas tus palabras, y la foto me encanta, la galeria de kedralinn para mi es una de las mejores tiene fotos realmente geniales ^^.

4:26 p. m.  
Blogger Mara said...

La penumbra nos llega cuando tu cierras los ojos...................precioso, ,de verdad,no sé qeu poner, solo Gracias por tu regalo de cada post

5:21 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home