viernes, marzo 09, 2007

De espaldas al mundo


Odio cuando cierras los ojos, cuando tu mirada se centra en cosas insignificantes. Eres ciega por elección, grande bailarina en lujosos salones en los que el dinero te rodea como elemento indispensable.

No te gusta afrontar la realidad porque lleva gotas de sangre y lágrimas que no se pueden secar. Vivo a tu lado, y cada día me sorprendes más, demasiadas veces me fallastes. Es el conformismo tu firma y duermes con la vagancia de esperar que otros arreglen lo que cada día te empeñas en ensuciar.

Pecastes mas de mil veces cada uno de los siete pecados capitales, pero nadie te dice nada, al menos todos se conforman con tu mirada angelical.

Y muchas veces me contaminas, me llenas del veneno que extiendes en cada rincón del mundo y soy complice de tus actos. Pero aunque quieras cerrar las bocas basta una gesto, un ideal o un sueño para poder expresarte que debes dar un giro de timón en este barco con destino a ninguna parte, en el que tarde o temprano nos ahogaremos todos.

Hoy de espaldas al mundo te sientas a contemplar tu obra, en la que muchos pusieron su grano de arena para crear castillos en las nubes, donde no se quiere ver mas allá del horizonte, donde el egoismo es un ideal y la solidaridad una utopía.

Os la presentaré, aunque la conocereis de antemano, vivimos día día bajo su manto, preciosa ejecutora y a la vez salvadora para unos pocos, perfilada por cada uno de nosotros, ella es la sociedad que nos rodea.

1 Comments:

Blogger Aleasis said...

me gusta ^^ :) bexitos bilbeño! ^^

10:03 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home