sábado, agosto 05, 2006

Siete vidas bajo la Luna

Hace unos días conocí el caso de Choco gracias a una amiga. Choco es una pequeña gata que intentaba sobrevivir en la calle bajo el manto del cielo y la fría compañía que le daban los coches alli estacionados, resguardándola de las miles de gotas de lluvia que la empapaban noche tras noche durante estos últimos días.

Gracias a la ayuda de mi amiga hoy Choco está a salvo a la espera de su hogar final, ya sea en su casa o en una protectora de animales donde seguro que le espera un futuro muchisimo mejor que el que iba a tener entre cubos de basura.

Todo esto me hace pensar en lo egoístas que podemos llegar a ser las personas. Tener un gato o un perro no es solo para los momentos de ocio o cuando son pequeños. Hay que pensar que el mismo gato que juega con nosotros también crecerá y que puede ponerse malo como cualquiera de nosotros. Es ahi cuando realmente hay que estar al lado de la mascota.

Por eso si esto lo lee alguien que esta pensando en hacerse con un animal por favor que piense en los cuidados que ello acarrea.

Si uno no se puede hacer cargo de su mascota no debe abandonarla en la calle nunca, para ello estan las protectoras donde cuidaran de ellos garantizandoles que las siete vidas nunca lleguen a cero.

Sin mas que decir, espero que todos los que tengan mascotas se pongan en el lugar de una criatura abandonada y que delitos como estos no vuelvan a suceder, porque un animal siente como nosotros y se merece un trato digno.

Espero que Choco se recupere y que no tengamos que ver mas casos como el de esta pobre gatita que lucha por no perder ninguna de las siete vidas que un día se le concedieron.
Una de esas siete se la debe a mi amiga que la rescató del olvido y del abandono.

Mucha suerte Choco!!

1 Comments:

Blogger Asherat said...

NO he podido evitar que las lagrimas caigan al leer lo que has puesto de Choco. La gatita ha dado negativo a la leucemia y a la inmunodeficiencia.

Pero no he conseguido que mi compañero ceda, así que Choco no se puede quedar conmigo. Estamos buscando a contrarreloj alguien que quiera adoptarla y que le de todo el amor que yo queria darle, antes de llevarla mañana a la protectora de animales.

De todas formas, aunque me duele muchisimo tener que dejar a Choco en la protectora, voy a apadrinarla, para asegurarme de su bienestar hasta que un alma caritativa se apiade de su linda carita y decida adoptarla.

Si las cosas cambian o mi compañero cambia de parecer, lo primero que hare sera ir corriendo a adoptar a Choco si no ha sido adoptada.

Pobre Choco, lleva conmigo desde que la cogí de la calle 26 horas y la quiero ya con locura y se que estare toda la noche llorando y mientras la este entregando, estaré llorando, viendo como se aleja de mí...

2:54 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home