sábado, julio 05, 2008

La Luna robada

Me subo a los tejados de los sueños para beberme las noches que derrochan aromas de madrugada. Despierto a la Luna y mientras sonríes en sueños te la acerco a tu ventana, entre poesías robadas y versos en almibar.

Con la complicidad del silencio su luz se equipara a la de tu sonrisa, tan majestuosa y llena de magnetismo. Su hechizo de noches infinitas me encadena a ti, como las palabras al silencio, como el perfume a tu piel, como mi vida a tus ojos.

Calculo la fragilidad del suspiro y le recuerdo al viento que es tu nombre el que siento gritar a mi corazón, dándome alas para volar, para llegar a un infinito que nos pertenece hasta la eternidad. Y como besos de mariposa anido en tu piel para volver a soñar, no con un despertar sino con tu felicidad.

Y en mis noches tu eres mi Luna, porque sin ti no hay amaneceres que valgan la pena. Quiero seguir despierto para segir soñando contigo.

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

me encantas eder ^^ gracias por dedicarme tan bellas palabras TE AMO

11:32 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home